Voces del Noroeste ~ Auditorio del Museo Costumbrista de Sonora

Por Juan José Arias

En el segundo día de actividades del Festival Alfonso Ortiz Tirado, se hacen presentes las jóvenes Voces del Noroeste con la soprano sinaloense María Butchart y el barítono Rafael Romero, que son licenciados en Canto por la Escuela Superior de Música de Sinaloa; el tenor Christopher Roldán quien desde los once años comenzó sus estudios de musicales, y el pianista Héctor Acosta, que concluyó su licenciatura en piano en la Universidad de Arizona.

El programa comenzó con arias de ópera para continuar con zarzuela y finalizar con canciones mexicanas. La primera aria fue “Salut demeure” del Fausto de Charles Gounod, a cargo de Christopher Roldán, continuó la interpretación entusiasta de “Pleureux me yeux” de Le Cid de J. Massenet con María Butchart, y después “O vin, dissipe la tristesse” de Hamlet de A. Thomas, en la voz de Rafael Romero.  De la ópera francesa pasaron a ensambles de ópera italiana, “O soave fanciulla” y “O Mimì tu più non torni” de La Bohème de G. Puccini, para finalizar la primera parte del recital con el divertido terzetto “In guerra ed in amore” de L’elisir d’amore de G. Donizetti.

La segunda parte comenzó con la interpretación de la romanza “Ya mis horas felices” de la zarzuela La del soto del Parral de R. Soutullo y J. Vert en la voz de R. Romero; Christian Roldán se encargó de la famosa romanza “No puede ser” de La tabernera del puerto de Pablo Sorozabal. Llegó el turno del dueto barítono-soprano “Porque mis ojos” de La Revoltosa de Ruperto Chapí. De nuevo Christopher llegó al escenario esta vez para interpretar la célebre composición de Agustín Lara, “Granada”, “Despedida” de María Grever en la voz de M. Butchart y “La negra noche” de Emilio D. Uranga con R. Romero. Para finalizar, las tres voces se unieron interpretando un “Popurrí mexicano” que provocó que el público asistente al Auditorio del Museo Costumbrista de Sonora impidiera se retiraran sin un encore, “Dime que sí” de Alfonso Esparza Oteo fue el regalo con el que estos jóvenes entusiastas  concluyeron el recital.

Son pocas las oportunidades que hay para los cantantes en la ópera, por lo que es plausible que en este festival año con año se le dé espacio a la juventud. Tan importante es mantener los concursos de canto, como el tener espacios para que desarrollen sus capacidades. En el escenario es donde más se aprende.

Juan José Arias
Álamos, Sonora, 26 de enero de 2013

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply