Una tarde para juntar basura

– Vamos a colaborar un poquito, levantaremos basura que esta en la salida a Caborca por favor no se acerquen a la carretera , tomen sus guantes  (que por cierto eran para pintar cabello)  – les dije a mis hijas cuando poníamos un poco de gasolina, ellas gritaron como siempre de emoción por que lo encontraban divertido.

La invitación había sido por Facebook, era una convocatoria cien por ciento ciudadana, que se colgó el martes por la tarde en algunas cuentas de Facebook de personas que traían la inquietud de hacer algo en el tramo a la salida de Caborca que usan de basurero, y que casualmente es el acceso principal de miles de visitantes que ingresan por el sur.

Las reacciones se dejaron ver pronto en la publicación, las personas coincidían en que era muy necesario quitar esa basura de ese espacio, sin importar quien lo hiciera y yo pensaba ojalá un 10% de los que han escrito se lancen a levantar un poco de basura. Pero mis expectativas fueron superadas al acudir decenas de personas, mujeres y hombres con sus guantes y sombreros, algunos acompañados de niños; se estacionaban en la orilla de la carretera y llegaban directo por las bolsas y a levantar basura.

Acompañada de Sofia y Raquel llegamos, nos pusimos los guantes y empezamos a levantar lo que encontrábamos.

– ¿Mira mama un teni, de quien sería?  – gritaba Raquel trayéndose el zapato para ponerlo en la bolsa. – Tu levanta basura y ponla aquí no averigües, son de gente cochina que tiró aquí su basura – le respondí y así seguimos levantando mochilas, botellas de plástico, muñecos, ropa y muchos objetos más, algunos sueltos otros que estuvieron en algunas bolsas alguna vez.

Llegaba más gente que sin hablar mucho se dirigían a levantar lo que podían, las bolsas negras repletas se acumulaban en un punto luego se subirían a un troque grande, mientras que una retroexcavadora se llevaba material más pesado, incluida una lancha que también ahí dejaron

La cita fue el miércoles 20 de junio. Aunque la idea fue generada por Michel Hopkins, seguida de Plinio Rivero, no hubo protagonismos; se pidió que se dejara fuera cualquier acto partidista, personas en campaña electoral o funcionarios para que el acto fuera ciudadano y se respetó, esto también genero interés en mas ciudadanos por acudir a una próxima cita, la cual se llevara a cabo sin duda los próximos días por que aun queda basura por levantar.

Cerca de una hora y media de recoger basura mis hijas se alejaban cada vez más a traer piezas “interesantes” de desechos según ellas.  Luego Raquel, (la más pequeña) quiso levantar basura con una varilla como lo hacían los “pro” y se convirtió en discusión con la hermana y la mamá, entonces era el momento de regresar a casa para bañarnos y tomarnos un descansito, quedándonos con esa leve sensación de haber servido para algo ese momento y de que mis hijas se sintieran parte de un servicio, de que se dieran cuenta lo que no debemos hacer y lo que si…

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply