Una mujercita en la barbería

Como ya casi me acerco al cuarto escalón decidí hacerme ese corte de pelo, que va bien con mi actitud chava-ruca que me cargo los últimos meses, un rapado de lado, a pesar de mis mismos prejuicios sobre la moda; era la hora de hacerlo.

Lo comentaba con algunas amigas estilistas y hasta ahí lo dejaba, veía los cortes en internet y me animaba pero lo dejaba pasar , hasta que me dijeron  quizá no se te vea bien. Entonces fue cuando antes de subir a la oficina donde laboro, paré en una barbería para preguntar si atendían a mujeres y ahí estaba el encargado en unas sillas tomando un break, acompañado de un tatuador.

Yo: Cortas cabello a mujeres?

Barbero acompañado de un tatuador: Nop.

Yo: es solo una parte, me quiero rapar un lado.

Barbero acompañado de un tatuador: Ah, si, si puedo.

Yo: tendrás espacio en una hora?

Barbero acompañado de un tatuador: si,en una hora .

Subí a la oficina, avancé lo que pude y en una hora baje a la barbería que me quedaba a unos cuantos escalones.

Había dos peluqueros, uno de ellos cortaba el cabello a un niño, y ahí estaba la mama. El Barbero encargado de la peluquería terminó un corte que hacía a un joven y me señaló que podía pasar a sentarme, me puso una capa negra y me preguntó que tanto quería raparme .

Entonces envalentonada le enseñé unas fotos que traía en mi teléfono.

Yo: algo así.

Barbero: ok , puedes marcarlo tu?

Yo: si, está bien  (tome un peine y marque las líneas).

Barbero: es mucho, no creo que se vea bien , mejor menos.

Yo: es que así va el corte que no?

Barbero: si, pero se acomoda mejor así.

Tome entonces el peine y marque las líneas y el barbero hizo una especie de chongo con el cabello restante que luego se deshizo. Tocaba mi cabello con delicadeza, como si fuera a romperse mi cabeza si le aplicaba más fuerza, ¡Está acostumbrado a prestar atención a hombres ! , Me dije.

Barbero al otro barbero: puedes marcarle bien la línea?

Otro Barbero: si  (marcó la línea  y me dio el

resto del cabello para que lo recogiera.

Yo: yo me hago el chongo , y entonces sujete el cabello muy fuerte para que empezaran.

Barbero con máquina de cortar : la quieres con la 4 o con el 2?

Yo: emm, con el 4 estará  bien?.

Barbero: yo digo que si, para empezar, ya después  te la haces con el 2.

Yo: ok.

El barbero encendió la máquina de cortar  y la aterrizó en mi cráneo, veía como caían mis largos cabellos en mechones al piso y la adrenalina subía, acompañada de imágenes de cortes de cabello hispters para hombres , en posters pegados en las paredes,  barbas largas y laterales cortos, pomos de cera para cabello, aceites y sprays especiales para el cuidado del cabello y barbas, los tatuajes que se le dejaban ver al barbero, la mama del niño viendo fijamente el proceso de mi corte, me sentía como una verdadera chava- ruka, ¡El propósito se había cumplido!

Al final complacida me vi en el espejo que el barbero puso para que revisara el corte completo, pague y salí feliz de la barbería a enfrentarme con mi nuevo corte a rape.

Pase por un espejo de un super y me saqué  la foto obligada para el face con el nuevo look , esperando la llamada de mi mama, que aunque no tiene face , luego le pasan la información.

Por cierto la barbería se llama Dani´s Barbershop , en Plaza Pelicanos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply