Ricardo Cucamonga ~ El humor como un mecanismo de defensa

Por Carlos Sánchez / sonarquevemos@gmail.com

Como un pájaro en vuelo. Como el agua en un río. Natural se desplaza sobre el escenario Rosario Castellanos en la Feria del Libro Hermosillo 2012.

Ricardo Cucamonga, sonorense, es humorista, aunque algunos dice que es escritor, y cuando esto sucede, comenta que él se pone “Como pavorreal, porque es algo muy cool”.

A la Feria ha venido a presentar su libro Cómo casarse tipo bien, en el preámbulo una conversación donde expone su actividad, hincapié en su personaje:

“Mi personaje, el más conocido, se llama Cindy la Regia, y es mi proyecto de hace ocho años, es una tira cómica en magazines alternativos en Monterrey y ha pasado de ser un fenómeno originalmente en redes sociales, después un fenómeno viral, por mail, hasta ahora twitter y facebook, y ahora un fenómeno editorial. Publiqué mi libro con editorial Random House Mondadori en febrero y es uno de los libros más leídos este año, estoy encantado”.

–El humorista a veces construye su trabajo incluso a partir de la tragedia, ¿qué me puedes decir de eso?

–Yo hago un humor muy particular, y mi historia como humorista, como artista gráfico y como autor no se explica sin el uso de internet, yo tuve mucha suerte precisamente en Hermosillo, donde viví del 95 al 97, conocí internet y se me explotó la cabeza, dije esto es una maravilla, ver gente que en tu vida hubieras visto de otra manera, el trabajo de otras personas, y contactar gente del otro lado el mundo. A partir de ahí empecé a hacer mis propuestas humorísticas: yo siempre he usado el humor como un mecanismo de defensa, creo que los humoristas somos románticos decepcionados, lo que no entendemos del mundo, lo que nos resulta inaprensible, caótico, lo convertimos en comedia, y hacemos chistes frente a la tormenta.

Yo empecé a usar las redes sociales a mi favor, comencé a crear contenidos humorísticos, empezó como un hobby, era lo que hacía cuando salía de trabajar, yo era creativo publicitario, frustrado, odiaba y odio la publicidad, y cuando llegaba a mi casa hacía lo que hago hoy, conforme pasaba el tiempo en mi sicoanálisis, conforme me conocía cada vez más me decía es que esto es lo que más amo en la vida, esto es lo que quiero hacer, por qué no me entrego a ello. Los primero años fueron muy difíciles, porque no había estudiado arte, ni diseño, ni lo demás, yo no hago perspectiva ni en defensa propia, el estilo que hago es un estilo de autor totalmente, está en las coordenadas de la persona que soy, sin embargo tengo una propuesta que halló eco en el público a través de estas redes sociales, y estuvo muy interesante porque el tipo de humor que estoy haciendo, independiente de Cindy la Regia, una niña muy fresa y así, es humor negro, cruel, de insulto, cosas que se llevan poco en México en medios convencionales, pero cuando los medios vieron que yo tenía un público en las redes sociales, bastante amplio, dijeron bueno, qué podemos hacer con eso, y empecé a trabajar, he trabajado con clientes de primera, con Reporte Índigo, Milenio, Récord, con la revista de Nikelodeon, con gente muy chila que acepta propuestas nuevas y con ellos he hecho cosas interesantes, con ellos he forjado una carrera y he convertido el hobby en un oficio.

–¿Qué reacciones te causa el regresar a Hermosillo, a esta Feria, a esta ciudad donde viviste?

–Estoy encantado porque aquí viví cuando era un veinteañero frustrado, que tenía desborde creativo pero no sabía cómo encauzarlo, y fue aquí, en esta ciudad, con uno de esos módems que ahorita, este teléfono tiene doscientas veces más capacidad que ese módem, pero con ese pequeño módem, con mi computadora de diez pesos empecé a hacer mi primera página humorística y de ahí empezó la historia, y ha sido una cadena de sucesos afortunados, imagínate cuánto quiero a esta ciudad.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply