Homenaje al Amaranto Celaya Celaya

Homenaje al Amaranto Celaya Celaya en La Feria del Libro 2012 de Puerto Peñasco

[Publicado por primera vez en 2012 y ahora en honor al fallecimiento de Amaranto Celaya 17 de julio de 2015]

Por Shandra Keesecker

Si el taller de escritura creativa fue un prólogo solo a una semana antes de la Feria del Libro 2012 de Puerto Peñasco, el epílogo sucedió la tarde del domingo, 9 de diciembre, al llegar gente al Auditorio Municipal para presenciar el gran homenaje al cronista de la ciudad, Amaranto Celaya Celaya. Oriundo de Altar, Sonora, donde nació el 4 de noviembre de 1944, Celaya ha incursionado en diferentes disciplinas en Puerto Peñasco incluyendo el papel de administrador en la CFE, masón;  jugador, entrenador y aficionado de beisbol, periodista, poeta, escritor y visionario.

Entre sus trabajos literarios, el libro anecdotario Andanzas: un torno a un río, un mar y el sol de desierto recuenta las historias de personajes de la región de Altar, Caborca, y Puerto Peñasco por medio de 67 cuentos a lo largo de 400 páginas. Y para que no se acaben las aventuras se aproxima la publicación del próximo libro de Celaya, Andanzas II: Avatares.

Como periodista, Amaranto es el fundador y director del periódico local El Sol de Peñasco y continúa con su visión de establecer el Museo de Historia de Puerto Peñasco, junto con un Salón de la Fama a deportistas destacados de la ciudad. Durante el homenaje a Amaranto, el Presidente Municipal de Puerto Peñasco, el Prof. Gerardo Figueroa Zazueta, expresó que el museo será una realidad, al decir comprometido que “retomaremos el proyecto este próximo enero.”

El amor que  Amaranto profesa por la región; por Puerto Peñasco, el mar, el desierto, y por sus historias, se demuestra por medio de sus actividades en el Gran Desierto de Altar y Reserva de la Biósfera del Pinacate, donde durante los últimos años ha guiado grupos al cerro del  Pinacate para honrar los viajes del Padre Kino por esta región. Como se cuenta, fue desde el pico del Pinacate donde el Padre Kino vio por primera vez que Baja California no era isla si no una península.

Sentada al lado del Amaranto durante las presentaciones y comentarios que elogiaron al cronista de la ciudad, estaba Rosalva, su esposa por los últimos 45 años. Amaranto se veía conmovido por las palabras de cada persona – desde el recuento de su curriculum hasta su pasión por el beisbol, y la lectura del prólogo escrito por Nina Mier, de su  anecdotario Andanzas. Y aunque su vida ha estado  repleta de letras, quizá no hay palabras suficientes para definir a Amaranto, así como lo expresó su amigo y presentador el Dr. José Natividad cuando dijo “Todos los diccionarios del mundo no son suficientes para definirlo como un gran hombre.”

Al aceptar el reconocimiento oficial de las manos del Presidente Municipal, Amaranto concluyó la tarde, dirigiéndose al público compuesto por familia, amigos, hermanos masones, y otros miembros de la comunidad, “Jamás encontraré la forma ideal de agradecer su constante apoyo y confianza, y solo espero, que comprendan que mis ideales, esfuerzos y logros, si los hay, han sido también de mis amigos e inspirado en ellos. Que el gran arquitecto del Universo, el gran Dios, los bendiga a todos.”

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply