Histórico “flujo pulso” intenta revivir la región del delta

¡El Rio Colorado tiene Pulso!

Photo used with permission of Monica Michelle Grijalva, Instituto del Desierto Sonorense

Photo used with permission of Monica Michelle Grijalva, Instituto del Desierto Sonorense

La emoción de Mónica Michelle Grijalva sobre el flujo pulso por la presa Morelos cerca de la frontera de Arizona/Estados Unidos brota, al igual a lo que esperan científicos y ecologistas del Río Colorado para restaurar su en el Noroeste de México. Grjalva, fundadora y directora del Instituto del Desierto Sonorense ha sido extremadamente activa en la promoción de la concientización sobre el proyecto del Delta del Río Colorado, y apoyando programas para reforestar el área, incluyendo la siembra de árboles a lo largo de riberas de los ríos secos en San Luis Río Colorado. Sólo un día después del Día Mundial del Agua, en la mañana del pasado 23 de marzo, Mónica estuvo presente  mientras la Comisión Internacional de Límites y Aguas abrió las puertas a la Presa Morelos, al sur de Yuma, Arizona y Los Algodones en  Baja California Norte para iniciar el tan esperado flujo pulso del vital liquido.

Alexandra Cousteau, of Blue Legacy (grand-daughter of explorer Jacques-Yves Cousteau) with Monica Michelle Grijalva of the Instituto del Desierto Sonorense    Photo used with permission of MMG

Alexandra Cousteau, of Blue Legacy (grand-daughter of explorer Jacques-Yves Cousteau) with Monica Michelle Grijalva of the Instituto del Desierto Sonorense

El histórico flujo pulso desde el Río Colorado hacia su delta, que alguna vez se derramaba en el norte del Mar de Cortés, se presenta como parte de un acuerdo del año 2012 conocido como Acta 319 que incluye “una serie de medidas de carácter temporal, que incluye un programa piloto para mejorar la infraestructura y desarrollar proyectos en México”. (Acta 319, IBWC). La Presa Morelos, terminada en 1950, fue parte de un Tratado de Aguas de 1944 entre los EE.UU. y México, desviando gran parte de lo que queda del rio (posterior a varios sistemas de presas y desviaciones en Estados Unidos), que emana en las montañas rocosas en Estados Unidos, hacía las valles agrícolas de Mexicali.  Como resultado, desde 1950 el agua del Rio Colorado, básicamente había dejado de fluir hacia el Mar de Cortés.

Además de restaurar la vida silvestre y el ecosistema a lo largo del Río Colorado en el lado Mexicano de la frontera, el Dr. Francisco Zamora Director del Programa de Legado del Río Colorado del  Sonoran Institute´s, otra de las numerosas organizaciones que forman parte de este esfuerzo histórico, explica, “La restauración del Delta, es para la gente, para que tengan escenarios naturales para disfrutar con sus familias.”

En una entrevista “virtual” improvisada, Mónica entró en más detalles: “El experimento ¨Flujo Pulso¨ consiste en inyectar agua al rio para revivir sus ecosistemas, entonces se escogió la temporada en la que cientos de miles de semillas de álamo y de sauce están listas para germinar, el flujo de agua fue diseñado para mover los bancos de arena y correr para que las semillas germinen y broten.”

Ella continúa: “En una semana se espera que llegue hasta el Mar de Cortés y se mantendrá unas semanas más catalizando vida en el lecho, en la ribera y en los sitios de restauración de tal manera que en poco tiempo a través de imágenes satelitales se podrán observar bosques de álamos y de sauces llenos de vida en el delta. El mundo está pendiente de los resultados científicos ya que el hecho de haber llegado a una solución binacional para un rio que ha permanecido seco durante medio siglo es ya un ejemplo para el mundo donde más del 90% de los rios son compartidos entre 2 o más países.”

conanpMonica describe la apertura de la Presa Morelos para el flujo pulso como: “Uno de los días más memorables de mi vida.” Cuando se le preguntó cómo se sentía al ver el flujo de agua a través de la presa, explicó: “Fue un momento histórico e increíble cuando pulsaron los botones 11 y 12 para abrir las puertas y dar paso al “Flujo Pulso,” para inyectar nueva vida a este río y enriquecer nuestro hábitat. No puedo expresar con palabras la alegría que todos sentimos, nos alegró mucho y gritamos en celebración!”

En cuanto a los esfuerzos en curso para reponer el Delta del Río Colorado, Mónica detalla, “En los próximos 3 años se inyectarán 65.000 millones de litros de agua en el río. Los datos recogidos a partir del experimento de flujo pulso se utilizan para documentar y contar la historia a los negociadores y responsables de las decisiones de ambos gobiernos federales para los esfuerzos de restauración adicionales. Esta colaboración binacional entre los EE.UU. y México es histórica y establecerá nuevos estándares para el examen de la conservación de los hábitats y el medio ambiente.”

Photo used with permission of Monica Michelle Grijalva, Instituto del Desierto Sonorense

Photo used with permission of Monica Michelle Grijalva, Instituto del Desierto Sonorense

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply