El mejor periodismo en México lo están haciendo las mujeres

Por Carlos Sánchez / sonarquevemos@gmail.com

Con su mirada explora el horizonte, allá donde se encuentra el poniente de Hermosillo. Desde arriba del Cerro de la Campana, escudriña las calles, los edificios, de pronto extrae de su bolso un celular y hace unas fotografías, las cuales, dice, subirá a su página de facebook.

Elvira García es oriunda, y radica, en el Distrito Federal. Tiene como oficio el periodismo, conduce un programa de radio, ha publicado varios libros, entre ellos y el más reciente: Ellas tecleando su historia (ed. Grijalbo, 2012), entrevistas con mujeres periodistas. Este ejemplar es el motivo de su visita a la ciudad del sol, y el cual, en el marco de la Feria del Libro Hermosillo 2012, presentó.

En la mesa de un restaurante, Elvira García, después de recorrer la plaza Bicentenario, la Zaragoza, después de comprar algunos objetos como presentes para con los suyos, atiende a esta conversación.

–¿Cómo eliminar la mezquindad que a veces nos hace su presa, y entrevistar a tus colegas periodistas?

–Creo que soy un bicho raro, creo que mi carrera es una carrera de solitaria, conozco mucha gente en los medios, he trabajado desde que tenía dieciocho años, empecé desde que estudiaba periodismo (en la Escuela de Periodismo Carlos Septién), he encontrado a mucha gente que me ha apoyado, sin embargo creo que tanto mi periodismo como mi manera de pensar respecto del periodismo, incluso mi manera de trabajar el periodismo, enfrentar el periodismo, hacer periodismo, no va con la corriente general, siempre he hecho periodismo desde el free lance, con el costo que esto significa desde el punto de vista económico, desde el punto de vista de integración al gremio, entonces he estado fuera, como observadora, de mi propio trabajo y el trabajo de los demás, he hecho periodismo de manera autónoma, mi propia circunstancia de ser madre de joven me hizo tomar esas decisiones.

He estado cerca de los conflictos de los medios, de los vedetismos, he sido también fundadora de medios, de Proceso, La Jornada, y ocurre que me veo en otro punto, ni mejor ni peor, sino distinta a las mujeres que están en mi libro, la mitad de ellas las conozco, hemos caminado juntas, aunque ellas estables en un medio y la otra mitad, las más jóvenes, son periodistas a las que admiro y no tengo envidia por ninguna, al contrario, por estos dos grupos tengo admiración, porque hacen lo que yo no he querido hacer, porque elegí otro camino, entonces no tengo ningún conflicto para admirarlas, las admiro como periodistas y como mujeres, porque sé lo difícil que ha sido para ellas y para mí, despojarnos un poco de las obligaciones que tenemos como madres, esposas, e integrarnos a un espacio, a un equipo y después de esto hacer buenas piezas periodísticas.

–En Ellas tecleando su historia, están las voces de Ana Lilia Pérez, Lilia Saúl Rodríguez, Beatriz Pereyra, Marcela Turati, Anabel Hernández, Dolia Estévez, Adriana Malvido, Alicia Salgado, Blanche Petrich, Sara Lovera, Ximena Ortúzar, Anne Marie Mergier, Dolores Cordero y Stela Calloni. ¿Cuáles son los temas que abordan en sus historias?

–Básicamente los temas que ellas mismas han explorado en su trabajo, son un abanico representativo de lo que ha sido el camino de la mujer en México a lo largo de cincuenta años, la más joven de las entrevistadas en mi libro tiene treintaicuatro años, la mayor tiene ochentaicuatro. En ese amplio aspecto hay tres o cuatro generaciones en ellas representadas y quienes han vivido el periodismo como corresponsales de guerra, como Dolores Cordero en la época en que había muy pocas mujeres periodistas, y en su época cuando recibían a una mujer era para que escribieran sobre sociales, espectáculo.

Lo que hago es una selección de mujeres representativas de un periodismo que abrió caminos a las propias mujeres y que amplió la visión de los propios medios, especialmente los impresos, el tema de las mujeres no existía, no éramos noticia, salvo si eras Elizabeth Taylor y te volvías a casar, o porque a una mujer la había asesinado su marido, pero la mujer no era noticia desde el punto de vista de lo que hace la mujer, las ambiciones, sus conflictos, de todo lo que empieza a partir de los año 70, del movimiento feminista que viene de Estados Unidos, la píldora anticonceptiva, cómo todos esos temas son de mujeres y se empiezan a integrar a los medios de comunicación pero es porque somos también las mujeres las que estamos allí.

–¿Qué te ocurre cuando te enteras de que acaban de asesinar a una colega tuya?

–Primero que nada indignación, preocupación, y una necesidad de levantar la voz y decir que realmente el gobierno tiene que hacer algo no sólo por las mujeres periodistas, sino por todos los periodistas, en ese sentido creo que no sólo hay que hablar por las mujeres, hay que hablar por todos los del gremio que estamos haciendo de una forma los relatos de las consecuencias del narcotráfico, me preocupa y me solidarizo con ellas, este oficio se ha vuelto un oficio peligroso. Y el mejor periodismo en México lo están haciendo las mujeres.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply