Cualquier rama del arte viene del inconsciente

Por Carlos Sánchez / sonarquevemos@gmail.com

Cuando era niña escribía poesía: “siempre escribí, desde muy chica, desde esas cartas a los soldados de las Malvinas”.

Después vino el periodismo, luego la literatura, el guión cinematográfico.

Gabriela Vidal es autora de la novela Melancólicos, autora también del guión de La familia tortuga, entre otros. Y ha venido desde su natal Argentina para impartir el Taller de argumento para guión de largometraje, en el marco de la Feria del Libro Hermosillo 2012. Sobre este taller, entre otras cosas, versa la siguiente conversación:

 –¿Qué impresión tienes de los alumnos que tomaron tu taller?

–Estoy gratamente sorprendida, no porque esperara algo malo o negativo, pero cada vez que vengo al norte de México descubro historias impresionantes, historias con verdad, honestidad, con frescura, autores que buscan un estilo, una temática, gente con ganas, muy despierta, inquieta, el desierto es luz. Me fascinó el taller, me encantaron los chicos, las historias, claro, falta trabajo, hay que darle continuidad, disciplina, paciencia.

— ¿Qué es lo que más disfrutas al compartir lo que sabes?

–Lo que aprendo. Imparto conocimiento pero recibo de los alumnos otro conocimiento que no tiene nada qué ver con lo mismo que yo doy, es otra cosa, tiene qué ver con esto que yo te decía, con la prisa por aprender, la energía por aprender, te pone en un estado de adrenalina especial, estos días he dormido poco pero porque estoy en esa energía, y también me dan esta frescura, uno aprendo cosas en la vida, se va llenando de conocimiento y en ese aprendizaje el gran riesgo para mí es perder la frescura, y ella la tienen, entonces me da, no es envidia la palabra, pero hay historias que yo ya no podría escribir, ya no cometo esos errores, pero en esos errores está la frescura.

–Cuando uno ve una película y se maravilla podría uno concluir que los guionistas son seres extraordinarios y están tocados por la gracia divina, pero pensando en tu taller, ¿no es una gracia divina, también se aprende a escribir?

–Sí, sobre todo el guión, digamos, el guión tiene dos cosas, el guión como género con sus propias reglas intrínsecas, es una cosa que se aprende rápido, es pragmático, es un formato, que tiene su razón de ser, y la otra cosa es el qué decir, eso no es algo que se aprende, eso ya se trae, lo que pasa es que a veces uno no sabe que lo trae, y lo que hace un maestro es decirte oyes pero tu historia no es de lo que tú dices, es esto otro. Cualquier rama del arte: escritura, pintura, danza, viene del inconsciente, ese lugar donde están nuestros mitos, la simbología, nuestros ancestros. Lo que hacemos en el taller es concientizar eso que es tan puro pero que ya viene en el autor, alumno, escritor.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply